DUPLEX EN CHUECA

Esta pequeña pero encantadora vivienda en el corazón de Madrid, necesitaba que se aprovechase al máximo la escasa luz natural que se adentraba en espacio.

Armarios cerrados, líneas rectas, lacados en blanco hacen que potencie la luz y la rebote hacia las estancias. Hemos utilizando a nuestro favor espejos, metal y cristales para conferir mas luminosidad.

Los espacios claramente divididos con dos zonas que componen la vivienda. En la planta baja nos encontramos con la cocina y el salón, y en la planta de arriba la zona privada de la clienta donde tiene una mesa de trabajo enfrentada con la ventana y un dormitorio totalmente abierto.